El COVID-19 aumentó hasta en un 300% la contratación de servicios de desinfección este 2020

Según un informe elaborado por el EZSA Sanidad Ambiental, hemos podido saber que la contratación de servicios de desinfección en España aumentó la friolera de un 300% entre el mes de enero y el de octubre de este 2020, si lo comparamos con el mismo periodo del año anterior, es decir, de 2019. En un año en el que la pandemia ha sido la protagonista de todo, la aplicación de protocolos y medidas higiénicas ha devenido prioritaria para empresas y ciudadanía, lo que ha situado a las compañías especializadas en el control de plagas ante el desafío más exigente del último siglo.

“La pandemia ha provocado una mayor exposición pública del sector y ha potenciado su profesionalización, pero las personas que trabajamos en él nos hemos visto desbordadas a la hora de hacer frente al virus”, afirma Ignacio Santamarta, director de Innovación de EZSA.

Comercios, farmacias, oficinas y centros académicos han liderado el incremento de la demanda de desinfecciones profesionales, sumándose a otros sectores que antes de la pandemia ya estaban sensibilizados con la necesidad de higienizar sus instalaciones, como centros sanitarios, empresas alimentarias y espacios públicos de uso común.

La explosión de la demanda empezó en marzo, con las primeras medidas de confinamiento ante el aumento exponencial de la pandemia. Se ha mantenido estable desde entonces, siempre fluctuando en función de la aparición de rebrotes o el calendario de reapertura de espacios, como escuelas o salas de cine y teatro.

Así es como, según EZSA, Madrid encabezó la contratación de micronebulizaciones por ULV en el periodo estival. En otoño han tomado el relevo otras comunidades autónomas que se han visto afectadas por un incremento de positivos de coronavirus, concretamente Cataluña, Aragón, País Vasco y La Rioja.

Servicios contra la COVID-19 más demandados

La alta capacidad de contagio de la COVID-19 y el consenso a favor de recuperar la actividad económica y social han supuesto una creciente sensibilización colectiva acerca de la necesidad de higienizar las instalaciones. Por eso se han impuesto los tratamientos consistentes en micronebulizaciones por ULV (ultra bajo volumen) con carga electroestática, que permiten que el producto desinfectante llegue a las zonas de más difícil acceso y se reparta de manera homogénea.

“Antes de la pandemia, los tratamientos de desinfección ocupaban menos del 10 % de nuestra actividad, y ahora han crecido hasta representar el 40 % de nuestros servicios”, declara Santamarta. “Para ayudar a clientes y organizaciones que podían verse afectados por la pandemia, en 2020 hemos invertido gran parte de nuestro presupuesto en comprar material específico contra la COVID-19 y hemos reforzado la plantilla”, agrega.

En paralelo, según EZSA, ha crecido la demanda de servicios complementarios, tales como las auditorías de calidad de aire interior y la instalación y mantenimiento de equipos de purificación de aire. Otra tendencia durante la pandemia ha sido el uso de inteligencia artificial en el control de plagas, con el objetivo de reducir la presencia de personal y evitar así el riesgo de contagios por COVID-19.

Sobre EZSA Sanidad Ambiental

EZSA Sanidad Ambiental desarrolla su actividad en el sector de servicios de Sanidad Ambiental y Control de Plagas. Ocupa posiciones de liderazgo en Control de Plagas, Sanidad Ambiental, Prevención y Control de Legionela.

El prestigio alcanzado por EZSA en sus 30 años de vida es fruto de la alta calidad de sus trabajos y del irrenunciable compromiso con los clientes. El cumplimiento riguroso de la normativa medioambiental y de seguridad en la ejecución de los trabajos ha sido siempre un objetivo estratégico prioritario de la compañía.

Entre sus principales clientes destacan:
· Industria alimentaria, farmacéutica, siderúrgica, automoción, minera, manufacturera, generación de energía etc.
· Compañías productoras y distribuidoras de electricidad, gas y agua.
· Operadoras de telecomunicaciones.
· Compañías navieras, aeroportuarias, viarias y ferrocarriles.
· Grandes centros comerciales y de distribución, hospitales, hostelería, centros educativos y deportivos.
· Organismos públicos de ámbito estatal, autonómico y local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies